NOTAS

¿Como aceptar la perdida de nuestro trabajo?

El aumento de despidos en gran parte del mundo esta alentando a los trabajadores a buscar diferentes formas de superar dificiles momentos.

 

Una llamada a reunión de recursos humanos debe ser algo que inquiete a cualquiera. No hay duda alguna que las empresas se encuentran en momentos de reestructuración debido a la pandemia que afecta el mundo entero.

 

 En 2019, la tasa global desempleo fue del 5,4%, lo que supone una vuelta a los valores registrados once años antes, tras varios años con porcentajes superiores al 5,5%. La cifra de desempleados se mantuvo por encima de los 180 millones durante todo el periodo, registrando su valor más bajo en 2018, con un total de 185,5 millones.

 

Lectura Recomendada:

 

“Hay pocos libros que se convierten en manuales esenciales de vida. Este es uno de ellos”. — Financial Times

Pero más allá de los numeros. ¿Como podemos prepararnos para este momento?. Todo momento de transicion sin duda viene acompañado de incertidumbre pero 

 

generando ideas de negocio  a nivel familiar

generando proyectos "pasivos" que no generan un gran recurso mes a mes pero si un monto anual que se puede utilizar para gastos basicos para el año siguiente

generando servicios o ventas para nuestro "primer circulo" ya sea cercanos y conocidos por redes sociales

Algunas de las principales consecuencias psicológicas del desempleo son:

- Empeoramiento de la autoestima  

- Estrés

- Ansiedad

- Depresión

- Sentimientos negativos muy variados: desvalorización, inferioridad,  tristeza, desesperanza, apatía, confusión, ira, nerviosismo, angustia, etc.

Algunas personas, cuando se encuentran en situación de desempleo (especialmente si es de larga duración), comienzan a experimentar una serie de consecuencias psicológicas negativas.

¿Por qué? Principalmente por dos razones: las derivadas de la falta de ingresos económicos y la pérdida de un estilo de vida determinado.

El trabajo es mucho más que un medio para ganarnos la vida. El trabajo nos da identidad, nos dice quién somos, nos da una posición social (no sólo económica) y nos permite mantener determinadas relaciones interpersonales.